En tiempos de incertidumbre, nuestra mente vaga sin control hacia las posibilidades del futuro o el pasado. En muchas ocasiones, esto puede volverse en nuestra contra, detonando espirales de pensamientos que nos atenazan. El mindfulness es una técnica que trata de poner nuestra atención plena en el presente, evitando situaciones de ansiedad o estrés.

¿Cómo puede ayudaros esta técnica a tu familia y a ti para lidiar con vuestras emociones durante el confinamiento? En Art&Mañas os lo contamos y os damos algunas pautas para practicarlo.

Cómo afecta psicológicamente la pandemia a una familia

En el núcleo familiar, tanto niñxs como adultxs pueden detectar malestar tras varias semanas encerradxs en casa. Ansiedad, impotencia, miedo, estrés… Son emociones con las que resulta difícil lidiar y que pueden incluso hacer que surjan conflictos.

 

En Art&Mañas creemos que no hay emociones positivas o negativas: simplemente emociones. Creemos que la tristeza puede tener consecuencias positivas como guiar a la persona hacia la transformación y el cambio. También desconfiamos de la moda del pensamiento positivo: aquel que nos empuja a un estado de alegría permanente, negando la validez del resto del arco emocional del ser humano y empujándonos a ocultar las emociones que consideramos como negativas.

Debemos darnos espacio y tiempo para sentir todas las emociones que se presenten y poder compartir cómo nos sentimos sin reparos si así lo deseamos.

Es precisamente en días de incertidumbre y crisis como los que estamos viviendo que es necesario saber esto y tenerlo en cuenta.

Mindfulness en familia para la gestión de emociones

El mindfulness consiste en una serie de técnicas que nos ayudan a poner nuestra mente en el presente de forma intencionada. Se trata de ser conscientes de nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestros pensamientos en el momento. Observarlas sin juzgarlas.

 

Este primer paso de observación es el que nos va a impulsar a conocernos mejor emocionalmente y a saber gestionar nuestras emociones de acuerdo al momento presente, sin dejar que el futuro o el pasado empañen este proceso.

Múltiples estudios han comprobado la capacidad del mindfulness como herramienta contra el estrés y la ansiedad, y desde nuestra experiencia en Art&Mañas lo corroboramos. De hecho, ya hemos organizado diversos talleres en los que el mindfulness en familia ha sido el protagonista.

Así, queremos compartir algunas pautas para practicar mindfulness en familia:

3 técnicas de mindfulness en familia:

1.    Estar atentxs a todo lo que escuchamos

En silencio, el ejercicio consiste en fijarse en cualquier sonido que ocurra a nuestro alrededor durante unos pocos minutos. Pueden ser sonidos fuertes o suaves: la idea es abrir nuestro sentido del oído hacia nuestro entorno, lo que nos rodea. Escuchar y dejarlo ir, atentxs al próximo sonido.

2.    Actividad y reposo

Saltad durante un minuto lo más alto que podáis. Después, sentados en el suelo con las piernas cruzadas, fijáos en las sensaciones de vuestro cuerpo: la rapidez de los latidos del corazón, la respiración acelerada…

3.    Respirando con acompañante

Muchos ejercicios de mindfulness consisten en poner la atención en nuestra respiración: cómo inhalamos y exhalamos aire y qué procesos ocurren en nuestro cuerpo al hacerlo.

Para adaptarlo a lxs peques, utiliza un ayudante: tumbados en el suelo, que coloquen un juguete o peluche encima de su vientre. Ahora, comenzad a respirar: ayúdales a que se fijen en cómo el juguete sube o baja dependiendo de la respiración. Haz que prueben a respirar más rápido o más deprisa y se fijen en los cambios que se producen.

¿Quieres saber más sobre mindfulness en familia o conocer más de nuestras herramientas para el bienestar en familia, durante el confinamiento o más allá? Ponte en contacto con nosotrxs y te contamos cómo podemos ayudarte.