fbpx

Gestión emocional: ¿Hay emociones negativas y positivas?

Si te preguntan qué emociones son negativas y cuáles positivas, seguro que encuentras una respuesta rápida. Aquellas que nos incomodan (miedo, ansiedad, tristeza…) son negativas, y aquellas que nos proporcionan bienestar, positivas.

No obstante, el espectro de las emociones es amplio y cada uno de nosotrxs pasaremos por ellas a lo largo de nuestra vida en repetidas ocasiones. Por lo tanto, una buena gestión emocional consistirá en conocer todas emociones, incluso aquellas que menos nos gustan) y tener herramientas adecuadas para saber vivir con ellas.

Todas las emociones son necesarias

Las emociones son la respuesta del ser humano a los estímulos (reales o imaginados) y desde antiguo nos han sido útiles.

El miedo ante amenazas nos indicaba que era el momento de protegerse y nos ayudaba a sobrevivir, por ejemplo, a un depredador en la era de las cavernas. La rabia ha permitido mejorar las condiciones y los derechos de muchos colectivos. Y la tristeza ante una pérdida supone el primer paso en un proceso de regeneración y transformación.

Se desprende de esto que emociones como el miedo o el estrés cumplen una función: si te sientes incómodo /a ante una situación, quizás sea una señal sobre el lugar en el que te encuentras.

Por ello, resulta inútil tachar algunas emociones como negativas y tratar de evitarlas a toda costa. Lo ideal será aprender a gestionar las emociones “negativas” para conseguir una vida plena.

Qué hacer con las emociones incómodas

Tratar de reprimir las emociones solo lleva a multiplicarlas: más dolor, más miedo, más estrés. Para lidiar con las emociones que nos incomodan, el primer paso es asumir la normalidad de las mismas.

En segundo lugar, es necesario contar con un espacio en el que poder compartir las emociones.

Encontrar un confidente, o varios, en el que apoyarse cuando el miedo o la tristeza aparecen es vital para el bienestar emocional. Recibir la comprensión de otra persona y poder comunicarse con honestidad permite avanzar y gestionar mejor las emociones.

Es muy importante que este espacio esté vacío de juicio: hablar de tus emociones por compartirlas, y no en busca de veredicto. Si bien el consejo de alguien en quien confiamos puede servirnos en determinadas ocasiones, es necesario que cada uno/a encuentre su propio camino.

Además, es posible utilizar las emociones para descifrar los siguientes pasos: estrés, ansiedad o tristeza ante situaciones externas nos están dando señales de que quizás debamos tratar de cambiar de escenario. Saber leer tus emociones por tanto puede convertirse en el principal motor para el cambio.

Ignorar el miedo, la ansiedad o la rabia solo multiplican el malestar. Por el contrario, tener las herramientas adecuadas para leer tus emociones y hacer caso también a aquellas que más te incomodan, es el único camino para sentirse bien y vivir una vida plena.

Por ello, tener herramientas de gestión emocional supone un paso más hacia el bienestar: si sé gestionar mis emociones, me conozco mejor y puedo afrontar mi vida y los acontecimientos de forma madura y consciente.

En Art&Mañas nos dedicamos al bienestar de las familias y de los más peques. A través de talleres de coaching emocional,  estimulamos una mejor comunicación en familia y una gestión sana de las emociones.

¿Quieres saber más?

¿Quieres saber cómo podemos ayudarte? Ponte en contacto con nosotrxs y te lo contamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *