fbpx

¿Es bueno obligar a tus hijxs a compartir sus cosas?

La situación se repite en muchos contextos: tu hijo/a está en una zona pública con sus juguetes (su bici, su balón, etc) y aparecen otros niñxs (conocidos o desconocidos) que también quieren utilizarlos o que se los quitan. Viéndolo como una oportunidad para enseñarles lo importante de compartir, intercedes y le dices a tu hijo/a que les deje que los usen. Pero a tu hijo/a esto no le sienta nada bien: pataletas y berrinches te hacen parecer el malo/a de la película.

En Art&Mañas educamos en valores y creemos, por supuesto, en el increíble potencial de compartir juegos, tiempo y experiencias. Por ello reflexionamos sobre la mejor forma de fomentar el compartir en los más pequeñxs.

Compartir, respetando al “yo” y a “los demás”

Sin duda, el valor de compartir es incalculable: nos enseña a relacionarnos con los demás y puede aportar innumerables experiencias positivas. No obstante, como adultxs, sabemos que hay ciertas cosas o momentos que no nos gusta compartir con los demás. Si alguien nos obligara a ceder uno de estos objetos especiales a otra persona (en particular, a una persona desconocida), nos sentiríamos desprotegidos o incluso enfadados. El mundo de lxs niñxs es igual.

Por ello, a la hora de fomentar el valor de compartir en tus hijxs, una de las claves va a estar siempre en respetar su espacio personal.

Lxs niñxs tienen derecho a generar un mundo propio y desarrollar su personalidad y muchas veces lo hacen a través del juego. Es vital entender esto y comprender que tienen derecho a invitar a quien ellxs quieran a ese mundo y al ritmo que ellxs necesiten.

Por lo tanto, quitarles uno de sus juguetes sin motivo aparente y para dárselas a otrxs niñxs, no les enseña ninguna lección sobre compartir: simplemente los deja confundidos y enfadados.

Es más, bien pensado, compartir no tiene nada que ver con ese gesto. Compartir es decidir que otra persona tome parte en nuestro mundo, aportando valor. Si obligamos a un niño/a a que ceda su juguete, mientras él o ella se queda sin jugar, es posible que terminen asociando el compartir con experiencias negativas: “si comparto, me quedo sin nada”.

Enseñar a compartir con 4 estrategias

Intentemos pues analizar cómo podemos fomentar que lxs niñxs aprendan a compartir. Se trata de un tema especialmente importante a partir de los 3 años, desde cuando empiezan a relacionarse de forma más clara con su entorno en el juego y en otras situaciones.

compartir

Algunas de las estrategias que puedes seguir para enseñarle a tu hijo a compartir son:

  • Siempre pregúntale primero si quiere compartir su juego. Como hemos reflexionado más arriba, preguntar implica demostrar un respeto hacia el espacio personal del niño/a. En caso de que responda que no quiere, es importante respetar su decisión y tratar de comprenderla: puede estar pasando un rato más ameno solo/a, puede que ese objeto en concreto signifique mucho para él/ella…

  • Háblale de los beneficios de compartir. Un buen momento para hacerlo y que comprenda el valor de compartir puede ser cuando quiera jugar con los juguetes de otro o cuando otro niño se los deje.

    En ese momento, también es vital que aprenda que debe preguntar a ese niño/a si se lo deja para jugar y que debe respetar una posible respuesta negativa. Igualmente, si otro niño/a comparte algo con él, enséñale a participar de forma constructiva o a devolver el juguete, para que vea que compartir es divertido y que, más adelante, el objeto vuelve a su dueño/a.

  • Conviértete en el ejemplo que quieres ver. Ser padre o madre supone acceder a una gran cantidad de oportunidades de crecer y mejorar como personas. Uno de estos aprendizajes puede ser el predicar con el ejemplo compartiendo nuestro tiempo o alguno de nuestros recursos con alguien de forma desinteresada.

  • Si decide compartir algo con otro niño/a, felicitale y premiale. Estarás utilizando refuerzos positivos para que recuerde la experiencia como un momento feliz

En Art&Mañas trabajamos para que tus hijxs y tu familia accedan a herramientas que les permitan ser felices, conocerse a sí mismos y desenvolverse como ciudadanos en el mundo.

Ponte en contacto con nosotras para que te contemos cómo podemos ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *