fbpx

De la escuela infantil al cole de mayores: cómo afrontar el cambio

Crecer significa afrontar cambios y superar etapas. El paso de la escuela infantil al colegio supone una transformación en la vida de tus hijxs y es importante seguir algunas pautas para que lo afronten de manera positiva. En Art & Mañas te queremos proponer nuestra visión.

Es corriente que, tras varios años en la escuela infantil, tu hijx ya se haya acostumbrado a ese lugar. Sus compañeros y educadores forman ya parte de su rutina. Así, cuando llega el momento de pasar al colegio, aparece de pronto un nuevo escalón que puede suponer un reto para algunxs.

Empezar el colegio: la incertidumbre ante nueva etapa

Con el nuevo colegio, llegan nuevos compañeros, educadores, horarios y asignaturas. El modo de aprender también será diferente: en el colegio hay reglas algo más estrictas y se aprende de un modo menos lúdico y más individual. Pero el que será el principal cambio es que a tu hijx se le va a pedir más autonomía.

Todo ello genera incertidumbre en lxs niñxs y, si bien muchxs lo aceptan y se adaptan fácilmente, otrxs pueden sentir miedos o ansiedad en esta nueva etapa.

Algunxs verbalizarán estos miedos, y otrxs puede que los interioricen y no logren expresarlos. Aún así, pueden demostrarlo de otras formas: problemas a la hora de dormir, falta de apetito, llantos inesperados, facilidad para enfadarse… Estas conductas pueden ser indicativas de que el cambio está siendo duro para ellxs.

Consejos para adaptarse al cambio al empezar el colegio

Hay ciertas cosas que los padres pueden hacer para intentar que su hijx se adapte lo mejor posible a esta nueva etapa:

  • Si en las aulas se les va a pedir más autonomía, fomenta su autonomía también en casa. Que tu hijx se ocupe de tareas en casa acordes a su edad es una buena idea. Puedes pedirle que organice sus materiales o que planifique sus almuerzos, de modo que se acostumbre a estructurar sus rutinas y no le resulte extraño hacerlo en el colegio.
  • Empatiza con sus emociones y no trates de quitarles importancia. Del mismo modo que a los adultos nos cuesta un cambio en nuestras rutinas, también a ellxs les puede dar miedo. Respétale y déjale espacio para que hable de sus preocupaciones. Ayúdale a verbalizar sus emociones.
  • Habla con tu hijx y presenta el cambio como una nueva etapa que afrontar. Evita comentarios negativos que puedan generar ansiedad sobre lo que le espera en el colegio y hazle saber que tendrá tu apoyo.

Transcurrido un tiempo, lo mejor será concertar una reunión en la que padres y educadores podáis valorar cómo se está adaptando tu hijx y cómo se le puede ayudar a adaptarse a este cambio en su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?