fbpx

La comunicación asertiva: una oportunidad para acercarte a tus hijos

La comunicación asertiva con tus hijos implica crear un lugar seguro donde sepan que pueden expresar sus opiniones o sentimientos. Se trata de algo esencial para establecer relaciones honestas en familia y que puede ayudar a que tus hijxs desarrollen sus capacidades de comunicación, una habilidad que les resultará también valiosa para su futuro.

En qué consiste la comunicación asertiva

Piensa en tu experiencia con la comunicación en un contexto adulto: cuando hablas con alguien, esperas que te reconozca como individuo, que respete tu forma de ver las cosas y, sobre todo, que te escuche.

La comunicación asertiva con tus hijos es precisamente esto: la existencia de una comunicación honesta en la que tu hijx comprenda que puede expresarte sus alegrías, sus miedos o sus dilemas.

Las tecnologías y el problema de la comunicación con tus hijos

Parece que hoy en día resulta más difícil establecer una conversación sin que nos interrumpan. Teléfonos, tablets, la televisión u otras distracciones pueden provocar que hablemos menos con los nuestros.

Es precisamente de lo que habla el siguiente sketch, que nos muestra cómo se han resentido en algunos aspectos la comunicación entre las familias:.

Para generar una comunicación asertiva con tus hijxs, será importante buscar un espacio alejado de estas distracciones, donde se pueda hablar de lo que nos preocupa.

Ten en cuenta que quizás estos momentos no surjan de forma espontánea: busca estas oportunidades para hablar proponiendo, por ejemplo, un paseo o una merienda juntxs.

Cómo tener una comunicación asertiva con tus hijxs

  • Abre la puerta a la comunicación. Siéntate con tu hijx e invítale a que te cuente cómo ha ido el día. Tal y como nos gusta a los adultos que alguien reaccione ante nuestra necesidad de contar algo, muéstrale a tu hijx que tienes interés en sus problemas y que serás comprensivo/a. Así estarás sentando las bases de una relación abierta y honesta.
  • El lugar es importante: busca un espacio tranquilo, donde se pueda tener una conversación. Dar un paseo para ir a merendar algo o a jugar puede ser un buen momento para estas charlas, quedando alejados de interrupciones (como, por ejemplo, el móvil).
  • El lenguaje corporal también es importante: mantén tu cuerpo relajado (por ejemplo, sin cruzar tus brazos), y, sobre todo, mírale a los ojos. Debe comprender, también a través de gestos, que estás escuchándole.
  • Una vez tu hijx se haya expresado, ofrécele tu consejo desde la sinceridad. “Lo que yo haría” o “creo que lo mejor que puedes hacer…” son opciones válidas para intentar que tu hijx te escuche y sepa que, desde el respeto, estás buscando cómo ayudarle. Esto también fomentará que vaya desarrollando su capacidad crítica para, en un futuro, saber elegir la mejor opción.

En Art & Mañas fomentamos la comunicación asertiva entre los más pequeños en todas las actividades que proponemos para su tiempo libre.

Además, podemos ayudarte a gestionarla en tu propia familia. Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotrxs y trabajemos juntos por el futuro de tus hijxs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?