LENGUA DE SIGNOS

Aprender lengua de signos es todo un reto para los más peques.

De una manera divertida y dinámica se les acercará a una nueva lengua que les proporcionara múltiples beneficios como: la adquisición de nuevas lenguas, potenciar el desarrollo de la capacidad visual y espacial, es fácil de aprender y en edades tempranas potencia el aprendizaje de la lengua oral y refuerza el vínculo comunicativo en la familia.

Además, les acercará a otras formas de comunicación lo que aumentará su tolerancia a la diversidad y acercamiento a personas no oyentes que utilizan este lenguaje en su vida cotidiana.

¿Te atreves a aprender un nuevo idioma?

Edad: Desde 3 años hasta 6º de primaria
Nº mínimo de participantes: 8 participantes

X